Instituto Literario de Veracruz

JUAN VICENTE MELO

Juan Vicente Melo

JUAN VICENTE MELO

(Veracruz Puerto, 1932-Xalapa, 1996)

Escritor, médico y crítico musical. Publicó el volumen de cuentos La noche alucinada (Ediciones de La Prensa Médica, 1956) –regalo de su padre y con prólogo de León Felipe–, al que siguió en el mismo género Los muros enemigos (Universidad Veracruzana, 1962; UV, 2009), ambos bien recibidos por la crítica. Posteriormente edita Fin de semana (UV, 1964) y la autobiografía, Juan Vicente Melo (Empresas Editoriales/Nuevos Escritores Mexicanos del Siglo XX presentados por sí mismos, 1966), que él mismo califica como “precoz”. Fue Secretario de Redacción de Revista de la Universidad de México a partir de 1960. Dirigió la Casa del Lago de la UNAM, centro cultural donde confluían las actividades de la Generación del Medio Siglo. Cambia su residencia a Xalapa, donde dirige la prestigiosa revista La Palabra y el Hombre de la UV. Más tarde publicó su primera novela, La obediencia nocturna (Era, 1969). El agua cae en otra fuente (UV/CILL, 1985) reúne sus libros publicados, incluyendo la “Autobiografía”, suma relatos publicados en revistas y periódicos y agrega varios inéditos. Su crítica musical está compilada en Notas sin música (FCE, 1990), gracias a Alberto Paredes. Su segunda novela, La rueca de Onfalia (UV, 1996), apareció de forma póstuma en la Universidad Veracruzana. Fue becario del Fondo para la Cultura y las Artes (1990-1991). El Instituto Veracruzano de la Cultura publicó a fines de 2012 una antología de sus cuentos, titulada La realidad intolerable, dentro de la Colección Mínima; la selección de los relatos y el prólogo corresponden a Rafael Antúnez. Por su parte, el Instituto Literario de Veracruz editó en 2013 una antología de sus ensayos literarios, inéditos como libro: La vida verdadera, dentro de la Colección Cuadernos de la Libélula. Dicha selección fue realizada por Juan Javier Mora-Rivera, quien también escribe el prólogo.

La vida verdaderaLa vida verdadera reúne los textos de una de las facetas menos atendidas en la obra de Juan Vicente Melo: su trabajo como ensayista, no menos valioso que su quehacer como narrador y como crítico musical. (Leer más).